El compromiso

Un compromiso, una obra singular y emblemática, una bodega al servicio del proyecto personal de su equipo de enología para dar forma a producciones limitadas y exclusivas. Un proyecto único que parte del privilegio de seleccionar excelentes y pequeñas parcelas. Así nacen grandes vinos que fusionan de forma armónica tradición, artesanía, enología y terroir. Vinos cuyo nombre son un homenaje a la figura del último rey de Navarra. Albret, cuando la tierra hace marca.